Pautas de autocuidado para sanitarios en tiempos de coronavirus.

En la actualidad, se han tomado medidas con respecto a la población general para poder frenar la pandemia por coronavirus en nuestro país. Pero, ¿cómo afecta a nivel emocional esta crisis a nuestro personal sanitario?. Muchos profesionales relatan síntomas como dificultad para dormir, ansiedad, estrés, frustración e irritabilidad. Por este motivo, quiero compartir con vosotros algunas pautas que pueden ser de ayuda para manejar estas emociones en unos momentos tan difíciles como estos.



1. Cuidar las necesidades básicas. Como personal sanitario creemos que siempre tenemos que estar disponibles para el otro y que nuestras necesidades son secundarias. Tenemos que comer y descansar. Si no lo hacemos podemos caer en el agotamiento y afectará a nuestra salud física y mental. Tenemos que cuidarnos para poder cuidar.


2. Descansar. Siempre que sea posible permítete hacer algo que te guste y que no esté relacionado con el trabajo. Leer, escuchar música, ver tu serie favorita o hablar con un amigo. Algunas personas pueden sentirse culpables por hacer algo que les gusta mientras otros están sufriendo. Entiende que descansar está relacionado con cuidar de tu propia salud y con dar una mejor atención a los pacientes.


3. Tener una rutina fuera del trabajo. Ahora con la crisis sanitaria tenemos que estar en casa. Por eso, explora maneras de tener una rutina y desconectar. Puedes hacer rutinas diarias de ejercicio, de lectura o llamar por videoconferencia a seres queridos.


4. Mantener el contacto con compañeros. Habla con compañeros y recibe apoyo mutuo. Cuenta tu experiencia y escucha la de los demás.


5. Respeta las diferencias. Algunas personas necesitan hablar mientras otras prefieren estar solas. Reconoce y respeta estas diferencias en ti, tus pacientes y tus compañeros.


6. Comparte información constructiva. Identifica errores de manera constructiva para poder corregirlos. Los elogios son motivadores y ayudan a reducir el estrés. Comparte tus frustraciones y tus soluciones. Todo el personal sanitario está cumpliendo una misión muy importante que es la de cuidar a las personas que necesitan ser cuidadas. Por eso, reconoce tu propio trabajo y el de tus compañeros porque tiene mucho mérito. Sois héroes entre la población local.


7. Mantén el contacto con la familia y seres queridos. Son tu sostén y apoyo fuera del trabajo. Ellos conocen tu parte vulnerable permítete mostrarla. Nuestras emociones son lo que nos hace humanos. Antes que sanitario eres persona, no lo olvides.


8. Mantente actualizado. Participa en reuniones para mantenerte informado de la situación. Pero, no dejes de lado actividades que te resultan placenteras y que te sirven para desconectar. Tienes que limitar la sobre exposición a la información que aparece constantemente en los medios de comunicación. También, debes poner límites a las demandas que te llegan por whatssap o a las consultas a través de redes sociales. Es importante preservar tu tiempo de descanso para esta carrera de fondo. Recuerda pon límites.


9. Permítete pedir ayuda. Sentir emociones desagradables no es una amenaza, es una reacción normal de nuestra mente ante un peligro. Es normal sentir tristeza, irascibilidad, ansiedad, culpa, impotencia y frustración. Sé consciente de tus emociones a lo largo del tiempo para poder detectar posibles síntomas de depresión o ansiedad: tristeza prolongada, dificultad para dormir, recuerdos intrusivos, desesperanza. Habla con un compañero, supervisor o busca ayuda profesional si es necesario. Compartir las emociones con alguien que nos transmite seguridad ayuda a hacerlas más tolerables y a regularlas.


10. Aplica técnicas de regulación emocional. Ser conscientes de nuestras emociones es un primer paso para poder aceptarlas y manejarlas. Puedes aplicar técnicas de regulación emocional como la respiración diafragmática, la atención plena, técnicas de relajación o ejercicio físico para poder manejar tus emociones.


11. Recuerda la diferencia entre posible y probable. Los profesionales sanitarios estamos en exposición continúa a la cara más dramática de esta epidemia, la muerte y el sufrimiento en condiciones desoladoras. Esto moviliza una importante carga emocional que a nivel cognitivo se traduce en una ideación obsesiva donde se confunde lo posible con lo probable. Es importante no perder la esperanza y recodar también que una parte importante de las personas enfermas padecen este virus en otras formas más leves.


Espero que estas pautas ayuden a comprender los momentos tan difíciles que está atravesando nuestro personal sanitario y que sean de ayuda para cuidar de su salud mental en estos duros momentos. Si los síntomas que he descrito anteriormente a lo largo del post, se mantienen durante un período prolongado de tiempo podéis solicitar ayuda profesional. Los psicólogos estamos para ayudaros. #yotecuidoati



#coronavirus #yotecuidoati #salud #psicología #sanitarios #coronavirus #apoyoemocional

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo